lunes, 25 de abril de 2011

En Yaracuy los santos están en la autopista

A lo largo de lo que se llamo autopista centroocidental Rafael Caldera y a la que en vida de este hijo de Yaracuy el actual gobernador le cambio el nombre sin pedirle permiso a nadie, se encentra el Museo vial religioso.
El mismo lo conforman los santos protectores que se localizan a lo largo del valle y fuera también fueron ejecutados por los autores locales.
La idea nace a mediados de 2002 con el gobernador Eduardo Lapi por lo cual buscó apoyo de Rafael Principal, director del museo quien en la vieja sede del Museo Carmelo Fernández, cuando tenía un espacio en el teatro en la Zona cultural, realizo una exposición con las maquetas.
Un jurado las selecciono y luego a través del ICEY pero con dinero de lo que fuera INVITY comenzaron a construirse con asesoramiento del segundo ente gubernamental.
Así se fueron sembrando San Felipe, una imagen a cargo de Mireya Camacho ubicada en la entrada en el distribuidor de La Marroquina; la Virgen Inmaculada Concepción, que en el siglo pasado se convirtió en patrona de Chivacoa, pero su patrono es San José.
Otra imagen es San Jerónimo (patrono de Cocorote, capital del municipio del mismo nombre), arcángel Rafael en Independencia y la Santísima Trinidad por Wilkar Ríos.

Mientras que Nuestra Señora del Rosario, ubicada en el municipio José Antonio Páez, fue elaborada por Felipe Guevara y Milagros Lugo; el arcángel Miguel en el pueblo de Aroa (municipio Simón Bolívar, fuera de la autopista) por Felipe Guevara.
Otras imágenes son Nuestra Señora de las Mercedes, San José de Guama, Virgen Santa Lucia, Nuestra Señora del Prado de la Talavera de Nirgua,(fuera de la autopista), San Juan Bautista y la Virgen de Monte Sacro(fuera de la autopista) por José Luis Díaz.
La Virgen de santa Lucia originalmente fue encargada a María Yolanda Medina por problemas técnicos luego a Díaz.



Y aun en una parcela del asentamiento campesino de Yumare, permanece arrumada y completamente deteriorada la imagen de la Virgen de Coromoto, obra de Felipe Guevara.
Todos estas imágenes de santos y santas, que sobrepasan los cinco metros de altura, se encuentran sobre un pedestal y son los patronos de las capitales de los municipios y para el municipio José Joaquín Veroes cuya capital es Farria y su patrona la Virgen de Lourdes, pero se escogió a San Juan el Bautista, por ser pueblos del bajo Yaracuy donde está arraigado el baile de tambor. La obra es de Yolanda Estanga.
Ya en el 2004 las imágenes se habían colocado a lo largo de la vía las imágenes y durante el gobierno de Carlos Giménez por el avanzado estado de deterioro se contrato una cooperativa cuyo presidente estuvo ligado al gobierno de turno y recientemente los mismos artistas fueron contratados para su segunda restauración.
Hoy de nuevo el estado de deterior es lamentable y la nueva figura que sustituye al Invity, titulado Yaracuy bonito a través del Icey estudia contratarlos de nuevo.
Las imágenes tienen categoría de Bien de interés cultural y en la primera y segunda restauración en menos de 10 años, el Instituto de Patrimonio Cultural ni se entero.
…………………………… ........................................................................................
A través del ICEY
GOBIERNO REGIONAL ESTUDIA RECUPERACIÓN DE MUSEO VIAL RELIGIOSO
San Felipe, abril 14 2011
Siguiendo instrucciones del gobernador del estado Julio León Heredia, quien a estado comprometido desde el inicio de su gestión con el reimpulso de la cultura yaracuyana; la mañana de este jueves el presidente del Instituto de la Cultura (ICEY) Alí Benavides, se reunió en su despacho con varios de los artistas locales creadores del Museo Vial Religioso instalado en la autopista centroccidental Cimarrón Andresote, para discutir algunos aspectos referentes a la pronta restauración de este importante patrimonio cultural.
Estuvieron presentes en el encuentro Wilcar Ríos, José Luís Díaz, Yolanda Estanga, Felipe Guevara y Milagros Lugo, quienes explicaron de manera detallada al titular del organismo cultural el avanzado estado de deterioro que presentan las 14 esculturas así como las medidas que deben tomarse en cuanta durante el proceso de restauración y rehabilitación de las imágenes religiosas.
Por su parte Benavides dejo por sentada la disposición del ejecutivo regional para recuperar este importante patrimonio religioso y cultural. Asimismo subrayó que para poder llevar a cabo el proyecto de restauración de las esculturas es necesario establecer una serie de lineamientos que garanticen resultados a largo plazo, pues hay que tener en cuanta las proporciones de cada una de estas piezas así como las condiciones a las que están expuestas por ser un museo a cielo abierto.
En este sentido, informó que para el martes 26 de abril esta prevista una nueva reunión en la sede del ICEY en la que serán definidos los lineamientos sobre los cuales será ejecutada la restauración.
Por otro lado la máxima autoridad cultural del estado reveló se tiene previsto elaborar tres nuevos proyectos tomando como referencia la experiencia del museo vial.

jueves, 7 de abril de 2011

Abandono de minas de cobre en Aroa

Aspecto interior
Panoramica del molino
Exterior del molino
Parte de la maquinaria existente en el molino
Instalacion para procesar el cobre
Exterior de una casa
Parte de una casa que albergaba piezas del museo tecnologico
Un deposito a la orilla del camino

domingo, 16 de mayo de 2010

MUSEO ESCULTORICO

Santuario Selvatico


Josefa Marìn

Manuelita Saenz



El Reloj Solar







Fisiforma II








Codigo Aroa




Las minas de cobre de Aroa se pierden en la montaña


Lisbella Páez



Fotos Wiston Duran


Ayer, se cumplieron 179 años en que Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, agonizante en la quinta de San Pedro Alejandrino, en las afueras de la ciudad de Santa Marta, en Colombia, propiedad de don Joaquín de Mier, que lo acompañaba, dictara su Testamento.

En el mismo, en el artículo 4 dice que “Declaro: que no poseo otros bienes más que las tierras y minas de Aroa, situadas en la Provincia de Carabobo”; luego de su muerte, sus hermanas vendieron este bien que fue puesto en servicio como parque recreacional el 19 de agosto de 1977.

En 1983 en el marco de la celebración del Bicentenario del natalicio de El Libertador, desde la Presidencia de la Republica, se destinaron recursos para su rehabilitación y el Parque recreacional se dividió en cuatro museos: el ecológico, artístico, documental y tecnológico.
Cuenta, con una extensión total de nueve mil hectáreas pero solo catorce fueron desarrollados para el turismo y la recreación, con la edificación de vestuarios, sanitarios y otras comodidades.
Un dolor de cabeza para Bolívar
Las minas de cobre en Aroa, localizadas al noroeste del estado Yaracuy, que Simón Bolívar, heredo por mayorazgo, fueron durante muchos años su dolor de cabeza, a tal punto que el 28 de junio de 1829, en correspondencia a José Fernández Madrid, le escribe ¡ Malditas sean las minas y las libranzas, y los que gastan sin tener con qué!
Pero también fueron su esperanza, pues a cuenta de ellas quitaba prestado, poniéndolas como garantía.

Tan pendientes estuvo de ellas en el transcurso de 1811-1830 que hasta el día de su muerte las tuvo presente, al expresar en su testamento” Declaro: que no poseo otros bienes más que las tierras y minas de Aroa, situadas en la Provincia de Carabobo, y unas alhajas que constan en el inventario que debe hallarse entre mis papeles, las cuales existen en poder del Sr. Juan de Francisco Martín vecino de Cartagena”


El Museo artístico


En 1983 en el marco del Bicentenario del natalicio de El libertador, se inauguró el Parque Bolivariano Minas de Aroa, conformado por cuatro museos: uno de ellos lo constituía un museo abierto conformado por 20 esculturas de gran formato.

Este museo abierto desde 1983 lo constituyen las esculturas, que artistas venezolanos, se dedicaron a construir con materiales provenientes de las minas como clavos, tornillos, trozos de cobre, ruedas, barras, piedras entre otros, en un homenaje a El Libertador.
Durante varios días, participaron en un Simposio de Escultura; en las entrañas de la montaña, artistas como Freddy Armas, Ofelia Rincón, Colette Delozane, Pedro Barreto, Luis Chacon, Jorge Salas, Roberto González, Abigail Valera, Maria Cristina Arria, Carlos Mendoza, Manuel Buyilla, Belén Parada, Felix George, Edgar Fonseca, Soledad Salame, Mary Rodríguez, Oscar León y Nieve Batista.

Algunos de estos nombres han obtenido premios de gran relevancia en lo nacional e internacional en el mundo de las artes.

Las esculturas, en hierro y otros materiales fueron sembradas en diferentes lugares y formaron el museo artístico, uno de los cuatro proyectados y desde la entrada a las minas de cobre en Aroa, el visitante se topa con ellas, en el camino hoy muy angosto hacia lo que fueron las instalaciones del comedor, en la primera entrada a una de las galerías, en las cercanías del molino. Son obras de gran formato a cielo abierto.
De ellas, solo se pueden identificar, la de Ofelia Rincón quien forjo a Conflicto III; Freddy Villarroel a Identidad I; Jorge Salas A los lanceros de Apure; María Cristina Arria a Manuelita; Roberto González a Homenaje a un caído con la verdad; Luis Chacon a María Antonia; Pedro Barreto a Josefa Marin.

Colette Delozane, construyó a Santuario selvático; Abigail Valera, a El guerrero; Carlos Mendoza a El pipe de Aroa; Belén Parada a Paso de los Andes; Soledad Salame a Reloj solar; Edgar Fonseca a Transición; Mary Rodríguez a Fisioforma II y Oscar León a Código Aroa.
La falta de mantenimiento de las 20 esculturas ahora reducidas a 18 se muestra a simple vista.
Algunas de las esculturas no están en su lugar habitual, una de ellas Piedras colgantes, de Enrico Armas en la cual más de cinco piedras colgaban de postes enclavados en un puente sobre el río., desapareció.

Otra pieza que no se ve es la El Correo de Bolívar, de Ángel Martínez Lobo, construida con un carrito de transporte del mineral, con grandes antenas y alitas, a semejanza de un grillo montado sobre rieles.

Y así El pipe de Aroa (Carlos Mendoza) luce un gran letrero que reza TE AMO, escrito en spray blanco, quizás por algún vecino o visitante; Manuelita (Cristina Arria) debajo de la sombra está pintada de verde por el musgo, Homenaje a un caído con la verdad (Roberto González) pintada en blanco, rojo y negro, que muestra un esqueleto de un hombre que yace en posición horizontal como un caído, le fue colocada en la boca una gran piedra recogida del camino. Josefa Marín (Pedro Barreto), a pesar de las condiciones adversas en que se encuentra, permanece en un buen estado, pero el oxido ha comenzado hacer lo suyo; Código Aroa (Oscar León), cuyo núcleo lo constituyen soportes en madera estos ya no tienen el luciente color original y las piedras sembradas a su pie han desaparecido.

El guerrero (Abigail Valera), en tres paneles de metal, sostenido con un trozo de madera apoyado en dos tuercas, que daban forma a un triangulo, permanece en el suelo, pues la madera se rompió, y Conflicto III (Ofelia Rincones), permanece sin sus cabillas que podían hacer las veces de pestañas. Todas las esculturas presentan daños.

El Museo al aire libre con piezas relacionadas a la vida de Simón Bolívar, durante su permanencia a cielo abierto en 25 años las esculturas no han tenido mantenimiento, , el sol, la lluvia y el polvo han hecho su trabajo: contribuir al deterioro. El aire que aún se respira en los alrededores trae el olor del cobre y el agua del río arrastra su color cobrizo, el terreno a la luz del sol brilla con el mineral incrustado.

Otros museos


Otro museo concebido en las instalaciones de las minas fue el tecnológico, hoy destartalado, en ruinas. Los implementos de trabajo se desaparecieron, al igual que el techo de las casas. El lugar es de desolación. Se han hecho denuncias del abandono. A nadie le importa.
Allí también están situado el Laboratorio para hacer pruebas, el molino para el cobre toda una tecnología del siglo XIX.
En una casa construida en los años 70 del siglo pasado se organizo una exposición con replica de la documentación sobre las minas de cobre, toda desapareció al igual que la museografía.
El Parque Bolivariano Minas de Aroa, desde siempre ha estado bajo la custodia del Instituto Nacional de Parques.








Transiciòn




El Guerrero






























































































CEMENTERIO DE LOS INGLESES

Lapida de la tumba de Gordon

Cementerio de los ingleses hacia 1990




Cementerio de los ingleses en la actualidad.

Cementerio de los ingleses destruido en Aroa
Lisbella Pàez
En las cercanías a lo que se denomino Museo histórico, uno de los cuatro museos decretados en el Parque Bolivariano Minas de Aroa, se localiza, el Cementerio de los ingleses, que nunca imaginaron que venir a Aroa a extraer el cobre de las minas, traería consigo dormir su sueño eterno lejos del continente.

Las condiciones insalubres de la zona, por las altas temperaturas y elevada lluviosidad , hacían que prosperaban los insectos y las aguas estancadas , ello repercutía en la elevada mortalidad de los inmigrantes ingleses que muy pronto sucumbieron ante las condiciones adversas del trópico.
Muy lejos del sitio de explotación de las Minas de Cobre, se construyó el cementerio para los nativos de Inglaterra y sus familiares.

Hoy día, bajo la custodia del Instituto Nacional de Parques, el cementerio se encuentra cercado para cuidar los sueños de Charles Griffin, Dr. Kennedy , L. Bouzie que fueron enterrados el mismo día y en la misma tumba, estos dos ciudadanos ingleses con altos cargo dentro de la compañía , fueron asesinados el 8 de agosto de 1836 cuando se produjo un asalto en la oficina de las minas.
El cementerio desde su descubrimiento en 1974 permaneció intacto, hasta el año 2005 en que una compañía contratada por la Alcaldía del municipio Bolívar, procedió a su destrucción.
Este atentado fue denunciado ante el Instituto de Patrimonio Cultural pero al igual que otros patrimonios que fueron destruidos, duermen como los muertos un sueño.

Cementerio de los ingleses hacia 1990 (Foto cortesía Funyatur)
Cementerio de los ingleses en la actualidad(Foto Rodolfo Cárdenas, 2007)